Conversatorio

Recursos Energéticos y Mineros

martes 5 julio 2022 08:30 am
Santo Domingo
Transmisión en vivo

Yo no soy más especial que cualquiera de las jóvenes que sueñan en grande hoy

Kati Fernandez afirma que las claves de su éxito han sido los mentores y patrocinadores que han visto en ella su potencial.

 

La dominicana Kati Fernández afirma que, como mujer de color ha tenido muchos desafíos para construir su trayectoria profesional y ha tenido que enfrentar muchos prejuicios; pero también señala que hoy, tras los años de trabajo en la industria, es difícil que no la tomen en serio.  “Soy una mujer de color, hija de madre soltera, vengo de un hogar humilde, así que tuve que aprender a luchar por mis sueños. Sin embargo, esos prejuicios nunca me han detenido de seguir soñando.  Por eso trato de rodearme de personas que me brindan su apoyo”.  

 Junto a su hermana, fue criada en Luperón, Puerto Plata, por su mamá y su abuela Elida. Cuando tenía 7 años, su madre tomó la decisión de llevarlas los Estados Unidos con la esperanza de obtener una mejor educación. “Tanto mi hermana Yarlennys, como yo, nos graduamos de la escuela secundaria entre los 5 primeros de nuestra clase, recibimos becas académicas para la universidad y asistimos al College of the Holy Cross. Cuando entre a la universidad, llegué con el deseo de ser doctora”, señala.

Así de abierta y clara es Kati cuando habla. Descrubrió su pasión por la industria de la comunicación gracias a Brian Lockhart, Vicepresidente Senior, ESPN+ Original Content and ESPN Films, que se convirtió en su mentor cuando ella estaba en la universidad. 

“Él estaba haciendo cosas grandes e innovadoras en la industria y me inspiró a seguir sus pasos.  Los medios de comunicaciones tienen un impacto único en la comunidad en cuanto a representación se refiere.  Cuando comencé mi carrera en la industria, rápidamente me di cuenta que no había muchos creadores de contenido diversos al frente de o detrás de las cámaras y esto me inspiro a querer aportar una perspectiva diferente. Sentí que, al ser de un país diferente, provenir de una madre soltera, yo también podía agregar valor de una manera distinta”, señala.

Brian Lochart decidió ser su mentor por 6 meses y así comenzó la carrera ascendente de Kati. “En esos 6 meses yo me enfoqué en aprovechar la oportunidad y maximizar el tiempo que él, generosamente, me estaba brindando.  A través de él, pude hacer conexiones invaluables en la industria”.  

Actualmente, dirige un equipo que analiza el contenido, ayuda a presentar datos y estrategias sobre las formas cómo optimizar el contenido de ESPN, esto con el objetivo de brindarle a los fanáticos una narración con la que se sienten representados.

Vino hasta Santo domingo para participar con nosotros en el conversatorio Mujeres Factor de Éxito, Liderazgo femenino, liderazgo de impacto. Su presencia y carisma, junto a su admirable historia, conmovieron a la audiencia.

“Estoy orgullosa y honrada de poder representar a ESPN y Disney aquí en una sala llena de mujeres inspiradoras y aliados que están avanzando el mundo hacia adelante. He tenido el honor de ser parte de muchas conferencias diferentes, sin embargo, nunca he podido participar en una aquí en mi propio país de origen y nunca frente a mi maravillosa abuela y mi familia” dijo al abrir su ponencia.

Aprovechamos la ocasión y pudimos entrevistarla. Definitivamente Kati es líder de equipos frente y detrás de cámaras, es creativa e innovadora, otro ejemplo de lo que es una Mujer Factor de Éxito.  

 

¿Cómo fueron tus inicios?

Cuando comencé mi carrera a los 21 años, y me mudé de Boston a Los Ángeles, nunca creí que terminaría aquí hoy.

Ese primer año fue difícil. Estuve en quiebra. No podía pagar un sofá, así que mi sala estaba vacía, y mi colchón estaba apoyado en taburetes de madera. Hoy, ya compré mi primera casa, hace menos de un mes. Ese es un testimonio de fe y confianza en lo que hoy puedes ver, pero también en lo que no.

Durante mis cuatro años en Los Ángeles, tuve la oportunidad de trabajar en dos Super Bowls, completar mi programa de maestría y trabajar en Hulu como productora. A los 23 años, era la más joven en mi puesto en Hulu y pude ser líder de  programas, campañas y estrategias de marca. Yo no creo que soy más especial que cualquiera de las jóvenes que sueñan en grande hoy. Las claves de mi éxito han sido los mentores y patrocinadores que me han visto no por donde estoy, ni mi género, y puesto, sino por donde puedo ir.

 

Si tuviera que elegir 3 palabras que describan su trayectoria como profesional de la comunicación, ¿Cuáles serían y por qué?

Movilidad: porque he tenido mucha movilidad ascendente y lateral dentro de la empresa. Empecé como directora asociada y en mi puesto actual soy directora. Espero seguir teniendo una carrera larga dentro de Walt Disney Company, así que “movilidad” es una palabra clave para mi carrera.

Empoderamiento: me he sentido empoderada y me esfuerzo por empoderar a otros líderes a mi alrededor para que también lideren con su propia voz auténtica. Mi mentor me empoderó a liderar con mi voz auténtica. Él me empoderó para que nunca sintiera que necesitaba ser más o menos de lo que soy y yo espero poder inspirar a otros líderes a mi alrededor a hacer lo mismo. 

Valentía: He aprendido a ser resistente para lograr mis sueños, especialmente cuando me encuentro con un “no".

 

¿Cuál es su visión hacia el futuro y qué tipo de legado le gustaría dejar en el mundo desde su posición?

Quiero que mi legado sea el árbol de mentores que pueda dejar atrás y aquellos líderes que pueda impulsar a que lleguen a hacer cosas mucho más allá de lo que yo pueda llegar a lograr.  Parte del éxito depende del acceso a información que está a nuestra disponibilidad así que espero que parte de mi legado sea mi apoyo a otros que vienen detrás de mí. Dentro de ESPN trato de servir de apoyo y patrocinar a otras mujeres para que ellas también luchen y se defiendan sus sueños.  En la parte personal, mi legado dentro de mi comunidad es a través del trabajo que estoy haciendo con Lazos al Futuro. El poder ayudar a más niños y eliminar las barreras para que tengan acceso a la educación, a que puedan ver gente igual que ellos en posiciones claves, a que puedan salir y revolucionar, innovar, no solo en la República Dominicana, sino más allá y convertirse en empresarios en diferentes industrias.

 

¿En qué consiste “Lazos Al Futuro” y cómo contribuye a la vida de los jóvenes dominicanos? 

En Lazos al Futuro tratamos de servir como una guía para los niños/as. Participan en nuestro programa por cuatro años e, incluso entonces, siguen siendo parte de la familia, así que tratamos de conocer a nuestros niños/as en una base de uno a uno. Hay niños que quieren ser abogados. Hay niños que quieren ser ingenieros, médicos, etc. Como parte del programa, les asignamos un mentor quien los expone a su campo de su interés con el objetivo de que se mantengan inspirados y conozcan más sobre lo que están pensando hacer en el futuro.  Los expones a líderes inspiradores, les proveemos alimentos y le brindamos un espacio seguro.  Nuestro verdadero objetivo es servir y proteger a nuestra juventud en cualquier capacidad y luego empoderarlos para que sean líderes. Nuestra expectativa es impulsarlos a que ellos también inviertan en su comunidad. Por lo tanto, a través de nuestros talleres, hemos hacemos recaudación de fondos y campañas infantiles para niños en orfanatos y con cáncer, movilizamos a nuestros equipos para limpiar nuestras playas y también hacemos talleres de salud. 

 

¿Cuál es tu sueño?

Este año tengo el honor y la oportunidad de liderar una iniciativa que honra el 50 aniversario de una regulación en los Estados Unidos llamada Título IX . La regulación establece que ninguna persona en los Estados Unidos, por motivos de sexo, será excluida de participar en, ser negado los beneficios , o ser objeto de discriminación bajo cualquier programa educativo o actividad que reciba asistencia financiera federal. Esta es una regulación que ha beneficiado en gran medida y ha mostrado un tremendo impacto en el mundo del deporte, la educación, y mucho mas. 

A través del trabajo,  he podido reflexionar sobre el tremendo progreso que hemos logrado en los últimos 50 años y también pienso en el trabajo que está por venir en los próximos 50. Sueño con un mundo donde las mujeres sean valoradas. , vistas y tratadas en igualdad de condiciones. En un mundo donde las mujeres dominicanas y todas las mujeres tengan acceso a llegar a un buen puesto de trabajo con las cualificaciones que tienen. Un mundo en el que las mujeres sean bienvenidas y vistas en cada cuarto en el que entren, no en función de su apariencia, sino en función de sus méritos. 

 

Con la carpeta llena de proyectos y el portafolio con clientes de alto reconocimiento, ¿De qué manera logra el equilibrio entre su vida familiar y social, y su vida como profesional?

Claramente, se necesita mucho trabajo y dedicación, y se trata de encontrar el equilibrio en cualquier capacidad que eso signifique para cada persona. Entonces, para mí, encontrar el equilibrio significa vivir más cerca de mi familia y viajar al trabajo según sea necesario y lograr que, incluso si estoy trabajando virtualmente y trabajando más horas, encontrar paz al saber que vivo a 4 minutos de la casa de mi hermana y aún puedo ser una tía porque para mí estar cerca de mi familia es muy importante.  Trato de priorizar las cosas que son importantes tanto en mi vida personal como profesional pues todos tenemos tiempo limitado. Cuando estoy con mi familia, estoy con mi familia cien por ciento y eso significa que mi teléfono está apagado y estoy presente en el momento que estoy compartiendo con ellos.  Cuando estoy en mi trabajo, me aseguro de que estoy siendo eficaz y eficiente.  Como líder, me parece que es clave poder capacitar a mi equipo para que sientan autonomía y puedan tomar decisiones por sí mismos, lo cual me brinda a mí más tiempo para enfocarme en otros proyectos.